Posts Tagged ‘Mario Lanza’

El correo de la amistad (1).

El otro día hice un gran descubrimiento en mi campo, que es el de ustedes, esto es, en toda la parte de la cultura popular y de la arqueología sentimental, cuando mi suegra mientras trasteaba entre revistas y libros, me dijo: “ay, quizás esto te interese”.  Y va la tía y me saca, 4 tomos, ¡¡¡4 tomos!!!, de revistas femeninas juveniles españolas de los años 50 ricamente encuadernados (originales les estoy hablando). Yo le dije “Señá Pepita, que esto es para mi las pirámides de Ghiza”. Con el descubrimiento de ese legado se abría una puerta a otro mundo, a otra mujer y a otra España que, gracias a Dios, no es ésta. Tenía ante mis gafas de pasta las bases fundacionales de la cosmovisión de la jovencita franquista, de sus anhelos, sus deseos, sus sueños, y sus (muchas) miserias sentimentales. En un periodo en el que bajo la atenta mirada y la vigilancia del nacional-catolicismo,  la jovencita celtibérica se abría a Hollywood, a las modas extranjerizantes, y al consumismo; pues esas revistas eran el primer ejemplo de un latente consumo adolescente, que pronto introduciría el yeyé, los discos y las ropitas. De todas las secciones que tenían las distintas revistas mi preferida siempre ha sido aquellas en las que lectoras escribían directamente, y, desde luego, ¡¡¡qué cosas se pueden escribir en el país más aburrido del mundo como era la España de los 50!!!. Por ahora, me he metido a escanear la sección (femenina) “Correo de la amistad” de la revista SISSI de los años 1958-1959. He recogido los casos más espeluznantes de españolismo, de subdesarrollo sentimental, y los gritos más desesperados por salir de un país o región que enjaulaba a esas tórtolas españolas. Prepárense porque este agosto, Palomitas rescata los 50 para ustedes queridas lectoras. La primera tanda de cartas, provienen de chicas formales, las que piden consejos que pudieran valer en su vida como mujer y como española, es decir, de cocina o de decoración:

Pero vamos, que no todo era ser esclava del hogar y de la tiranía los ruedos de vaso encima de las mesas sino que ya empezaban a aparecer muchachas despiertas que idolatraban a los grandes cantantes y actores, como ésta, que es una de mis preferidas, con una cara de hacerse una pajas pero terribles, de quedarse ciega, y queriendo juntarse con otras pajeras para formar el “club de amigas de Luis Mariano”, suponemos la primera asociación gay-friendly española:

Hasta nuevas entregas…

%d bloggers like this: