Arquitectura y neurosis: úteros de metal.

Los amantes del análisis político no podemos menos que lamentarnos por los nuevos tiempos que corren, especialmente en el campo de la construcción (de edificios grandes) y muy especialmente por la carestía de proyectos institucionales que pudieran salir de las manos y del las frentes sudorosas de arquitectos engordados con dinero público. Todos echamos de menos esas fotos de nuestros políticos con sonrisa mongoloide delante de una aparatosa maqueta de formas sinuosas, globalmente llamativas y pintorescamente futuristas que iban a convertir a “Castejón de Callosa, mal burro buena moza” en “La marca Castejón del Callosa, la ciudad que se asoma al SXXIII”. A los pies de esas mega construcciones faraónicas, cerradas a golpe de cenas en restaurantes lujosos y putas pagadas hasta para la oposición estábamos nosotros y nosotras, los ciudadanos. Los ciudadanos convertidos en muñequitos y en los verdaderos destinatarios de esa “Ciudad de la historia y el arte apícola” o “Centro de telecomunicaciones y transferencia del conocimiento Graham Bell”. Aunque si esos eran los títulos que salían de las bocas de nuestros legítimos representantes, las maquetas nunca mentían, y ahí residía parte de la belleza de las tres dimensiones: los ciudadanos  convertidos en figuritas a los pies de esos edificios tan sólo servíamos para dar perspectiva, éramos el número áureo con el que estas construcciones se medían: “Pero… este mega centro del esparto y otras artes populares, ¿cuántos ciudadanos mide?”. Y los centros medían 1.000 (los municipales), 10.000 o 20.000 ciudadanos.  Además que de manera muy poética los ciudadanos representados a los pies de los edificios carecían de rostro; nadie se había molestado en pintarles con un pincel muy pequeño la cara de fastidio porque el transporte público es deficiente o la cara de alegría porque han encontrado un nuevo trabajo… Esos muñecos, diminutos y sin rostro debían ser la única representación visual de la ciudadanía a la que los políticos tenían acceso en esos tiempos de bonanza. Tanto fue así que incluso en casos tan extremos como el de Valencia se discutió la posibilidad de cambiar la fórmula con la que los políticos juraban cargo: “Juro defender al pueblo, esas pequeñas figuras sin rostro que aparecen a los pies de las maquetas o en grandes demostraciones raciales de un carácter común, ruidoso y malgastador”…

En Valencia la sñora paisajista que hizo el memorial a Lady Diana va a hacernos un bonito parque central.

En Valencia la señora paisajista que hizo el memorial a Lady Diana va a hacernos un bonito parque central.

La ciudad será una sala de fiestas.

La ciudad será una sala de fiestas.

Sin embargo, amigas de la arquitectura considerada con el mayor robo legal de la historia, no todo está perdido ya que al parecer en otras latitudes norteñas la cosa no va tan mal y Bruselas ha decidido dar un giro a sus oficinas centrales y no precisamente cambiando la moqueta, que también, sino levantando un “Útero de la Muerte” que excede todo lo poéticamente esperable además de ser una cosa práctica y le dernier cri en metáforas visuales y táctiles. Les cuento mi descubrimiento: cuando la semana pasada me invitaron a las escuela de arquitectura de Valencia a dar una charla sobre género y espacio (de ahí lo poco que he actualizado el blog) acabé buscando imágenes para explicar a las alumnas como desde el feminismo de la diferencia se ha concebido el espacio construido en civilizaciones androcéntricas a base de formas explícitamente masculinas / fálicas como los rascacielos, mientras que las civilizaciones ginocéntricas han construido a base de formas circulares y blandas relacionadas con el útero, todo desde esa (loca loca) escuela del pensamiento … metida de lleno en esa búsqueda me encuentro, ¡¡pum!!, con estos dos edificios:

La de aquí arriba es la biblioteca municipal de Seattle con unos pasillos en rojo y formas uterinas que hace las delicias de las usuarias que entre consulta y consulta de pesados tomos se toman un tiempo de asueto para fotografiarse como fetos…

Sin embargo, si esta obra por su inspiración en la anatomía humana y su símil entre tráfico humano y tráfico menstruante obra de Rem Koolhaass merecía un pequeño vistazo lo que verdaderamente era todo un parto era la nueva construcción planificada para las oficinas del presidente del consejo europeo Herman Van Rompuy (cargo creado por el tratado de Lisboa) conocida por la prensa inglesa como “E-Uterus”:

¿Cómo es que la buena gente del sur de Europa no hemos oído hablar de ese disparate arquitectónico?… quizás nuestros dirigentes, muertos de envidia, nos lo mantienen oculto para mantenernos en el engaño de que nuestras megaconstrucciones siguen siendo punteras. Quizás estamos demasiado ocupados poniendo cervezas a los alemanes o quizás es por la preocupación de que después de las cervezas nos tengamos que ofrecer nosotros mismos y a nuestras hijas o mujeres. La cuestión es que parece claro que el bonito edificio en forma de útero ha puesto en circulación toda una serie de discursos sobre género y raza que no auguran nada bueno a no ser que usted sea traficante de armas o bombas racimo como el gobierno español, que entonces sí, la cosa es de pingues beneficios. Pero volvamos al edificio ya que si bien son noticias frescas para nosotros parece que ha sido utilizado durante meses por la prensa inglesa como metáfora de todos los males de la Unión Europea hasta hacer que el primer ministro inglés, David Cameron, proteste en una ataque de susceptibilidad porque el folleto a todo color sobre el nuevo edificio se presentó en una cena formal en la que se trataban los recortes a Grecia. Según nos informa The telegraph durante los últimos 14 años los líderes, ministros y diplomáticos se han ido reuniendo en un edificio llamado Justus Lipsius que unos dicen que se ha quedado pequeño para una organización que ha pasado de los 15 miembros a los 27, aunque Cameron dice que ese edificio que a pesar de que

“I’ve only been to this building seven times in the last year but it seems to me to be to do a perfectly good job. The microphones work, there is plenty of room and the food isn’t bad either.”

Justus Lipsius bien podría ser un Brico Depot.

Es decir, que el edificio funciona, que los micrófonos también, que hay sitio de sobra, y que si no hay que Turquía se apreté un poco y que la comida no es mala, aunque siendo inglés la cosa tampoco es para fiarse. El edificio es descrito por unos, como Bill Cash jefe de House of Commons European Scrutiny Committee como el palacio de Aladino y “una mezcla entre la hoguera de las vanidades y el castillo de Kafka”. Mientras que otros, entre ellos Herman Van Rompuy o su arquitecto Philippe Samyn y asociados, dicen que es un funcional edificio de 12 plantas con una estructura central en forma de vasija en la que se aloja una sala de reuniones en vivos colores (la moqueta es importante) que representa la diversidad de la Unión Europea… lo que no sé sabe es si los países pobres estaremos representados por colores más apagados o qué.

La cuestión es que tantos unos como otros están de acuerdo que eso es un útero, desde los futuros trabajadores de quien parece que ha salido el sobrenombre de “E-Uterus”, tanto es así que uno de los tecnócratas afirmó  que parecía “un útero y estoy seguro, que muchas visiones grandiosas sobre Europa nacerán aquí”, hasta los detractores, visionarios y cristianos extremistas que lo han analizado. Por ejemplo, este blog sobre política, cristianismo y otras neurosis afea a la unión europea que vaya creando úteros de metal y de cristal, cuando promueve… ¡¡qué digo promueve!!… ¡¡¡obliga!!!… obliga a sus ciudadanas a abortar, que es de todos bien sabido, que lo sabe Gallardón, lo sé yo, y lo sabe cualquier hombre con dos dedos de frente. Y el autor de ese blog también lo sabe y pone como ejemplo a la pía Hungría donde una campaña como esta reflejaba con muy buen gusto como un bebé decía: “Comprendo que no estés preparada para mí. Pero piénsalo dos veces y ponme en adopción. ¡¡Déjame vivir!!”.

En serio, quién se puede resistir a un feto parlante, escribiente (“querida mamá hoy os he oído discutir…”) o que disparé sin querer a su hermano en las trincheras (aunque aquí creo que estoy mezclando dos canciones religiosas). Pues créetelo: a la Unión Europea que en plena consonancia con su reinado de la muerte no le gustó y en la sesión plenaria del 8 de junio se llamó la atención a Hungría y así lo recoge  European Dignity Watch. Que a punto estuvieron de mandar a los cascos azules o alguna fuerza europea para asesinar a los niños dados en adopción que la Unión Europea no se va con chiquitas a la hora de hacer valer la injusticia y el terror hacia los nonatos y persigue activamente las política pro-life, siendo como es pro-death, y nuestros políticos, políticos de la talla de Gallardón (violencia estructural), Botella (todos hemos visto las trituradoras) o Cotino (los fetos también cuentan en la hipoteca) se están jugando la piel para defender a los más débiles, los fetos. Hecho doblemente heroico si pensamos que España no sólo es un país mariano (en toda la extensión de la palabra) sino hijo predilecto de Nuestra Señora y por lo tanto objetivo principal de la políticas infanticidas de los fabricantes de úteros de metal.

Claro que esa explicación de la falla se queda en conversación de café “pssss… a mí me parece un útero” comparada con esta tesis sobre el asunto Euterus y el nacimiento de la dictadura global que ve la estructura como una celebración del paganismo, que eso se ve a simple vista, y quien no lo ve es porque es un sedicioso o un ignorante. Con los primeros hay poco que hacer pero para los segundos el autor pone a disposición una profusa lista de citas bíblicas sobre los 10 reyes sin reino, cornetas ensordecedoras y prostitutas de Babilonia partiendo, eso sí, de la censura a la campaña de adopción de Hungría por parte de Viviane Reding defensora de los gitanos en las campañas de deportación iniciadas por Berlusconi y que aquí tuvo la feliz idea de señalar que la campaña por la adopción no era genéricamente igualitaria y que difería de las líneas de actuación europeas. El arzobispo Cranmer dijo lo que todos teníamos en mente: que la unión europea era un reino de la muerte. A lo que el autor del artículo añade: “el nuevo y bulboso edificio para la EU fue diseñado por el arquitecto Philippe Samyn quien lo llamó `una diosa preñada danzante´. La cuestión es: pero, ¿preñada con qué?”.  Pues con el Nuevo Orden Ocultista que nos gobierna a todos y a todas y que nace, fíjense, del tema del Rapto (y violación) de Europa:

“Conforme el Nuevo Orden incremente su autoridad podemos esperar que continúe la inversión de los valores cristianos. En la actualidad la prostitución y la zoofilia son legales y bienvenidos en algunos países europeos mientras que simplemente hablar contra algo como la homosexualidad es ilegal y te puede llevar a prisión” (no así en Alcalá de Henares cuyo obispo ni ha recibido una amonestación del consejo de RTVE gracias al PP y PSOE).

Herman Van Rompuy

Herman Van Rompuy

El artículo sigue con una larga lista de citas bíblicas y de otro tipo como “Carl Marx and Satanism” de Richard Wurmbrand, o afirmaciones tajantes como “Los Illuminati y aquellos que abogan por un gobierno satánico no les importa si te haces llamar republicano o demócrata, fascista o marxista, de los verdes o de los rojos. Ese no es su objetivo. Tanto Hitler como Marx compartían un sueño común de gobierno mundial y al parecer estaban inspirados por el mismo tipo de impulsos satánicos”. Junto a estas herramientas metodológicas ofrece otras para el análisis visual como la comparación del E-Uterus con las vasijas babilónicas y de ahí a la Gran Prostituta, amigas, tan sólo hay un paso.

Para terminar quizás señalar que no hay un solo aspecto de ese edificio que no me parezca interesante, pero si tuviera que destacar uno sería el mal momento en que se presentó. Hace unos años un edificio así hubiese entrado dentro de la lógica constructiva megalomaniaca de nuestros dirigentes, hubiese sido considerado signo de los tiempos y todos los súbditos de ese Reino del Mal que es Europa lo hubiéramos acatado con la indiferencia que da que un gran arquitecto construya una megaconstrucción a cinco calles de tu casa. Sin embargo, unos años más tarde una simple maqueta se ha convertido en objeto de especulaciones lunáticas con una población al borde de un ataque de nervios monetarios y más que dispuesta a creer que esa alcaldesa hasta ahora cercana, Rita Barberá pongo por caso, realiza ritos satánicos en las azoteas de los edificios planificados. Junto a esto es especialmente poética la misoginia hacia cualquier forma que remita a lo femenino asociado a lo abyecto, más si como este es el caso, se hace evidente en forma tridimensional.  Por último, no puedo dejar de mencionar el escalofrío que me produce que el discurso lunático cristiano se diferencia tan poco, pero tan poco, de las peligrosas afirmaciones que nuestros dirigentes escupen con cara beatífica… eso es lo que me da más miedo…

8 responses to this post.

  1. Fe de erratas: Me informa mi amigo Luis, arquitecto, que en la conferencia y en la primera versión de este post atribuí mal la autoría de la biblioteca de Seattle y que eso es muy grave. La biblioteca de Seattle pertenece como todos saben a Koolhass, yo por mi parte corrijo, y no puedo más que decir que jugar a la interdisciplinariedad tiene estos riesgos, aunque según mi punto de vista podemos ganar más de lo que perdemos.

    Resposta

  2. Posted by Spinelli on Mai 7, 2012 at 5:08 pm

    Puntualización: Rompuy es presidente del Consejo Europeo. El Parlamento Europeo es una institución totalmente distinta.

    Resposta

  3. Posted by orgulloypundonor on Mai 15, 2012 at 9:22 am

    ¿qué ruinas dejará este edificio? Parece que no tardaremos mucho en verlas

    Resposta

  4. En el sótano del edificio se esconde la vagina dentata

    Resposta

  5. Posted by Salva on Mai 21, 2012 at 2:36 pm

    Querido, creo que muchxs esperamos asinsiosxs un artículo tuyo hablando de esto:

    http://www.lasprovincias.es/v/20120516/culturas/consuelo-ciscar-acepta-sumarse-20120516.html

    un abrazo

    Resposta

  6. Posted by adela bravo on Mai 28, 2012 at 7:50 pm

    La biblioteca de Seattle es de Rem Koolhaas

    Resposta

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: