Reductio ad hitlerium.

No se han visto ustedes nunca envueltos en una dolorosa y larga discusión sobre el aborto, la inmigración o el cobro de las bolsas de plástico en los supermercados, cuando en mitad del fragor dialectal alguien con los ojos inyectados en sangre y soltando pequeños esputos dice: “y…y…y… si permitimos cobrar las bolsas de los supermercados… ¡¡¡qué será los siguiente!!!, ¿mandar a la gente a la cámara de gas?… ¡¡¡eso es ecofascismo!!! ”. Entonces amiga, usted, que ha construido paciente y lógicamente todo un edificio intelectual sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, sobre los parabienes de la multiculturalidad o sobre la necesidad de cuidar a la tierra madre (o como le gusta llamarla, Gea) esgrimiendo su curriculum en el reciclado de bolsas de Mercadona, se ve metida hasta el cuello, pero hasta el cuello, en lo que los expertos en lógica llaman reductio ad hitlerum que según la wiki es un argumento que combina el argumento ad hominem (negar un argumento utilizando una creencia o una característica de la persona que lo sostiene) y ad misericordiam (es una falacia en la que se intenta ganar el apoyo para una idea explotando los sentimientos de culpa de la audiencia) y que está basado en comparar el punto de vista del oponente con las ideas sostenidas por Adolf Hitler o el partido nazi.

    La wiki continúa: <<es una falacia de irrelevancia en la que la conclusión está basada únicamente en el origen de algo o de alguien más que en su significado actual. En un lógica sugerida como “culpable por asociación”>>. El nombre es una variación de reductio ad absurdum y fue un término acuñado por Leo Strauss en 1953, y viene a ser la denominación latina y rimbombante de  “jugar la carta Nazi” en una discusión, que de buenas a primeras tiene dos ventajas inmediatas: logras confundir y a la vez enfadar al oponente. El término a largo plazo se puede usar para asignar cualquier tipo de asociación por muy disparatada y falaz que sea, pero, no nos engañemos, donde de verdad queda bonito es utilizándolo en el universo simbólico del nacional sidicalismo alemán, ahí es donde queda bonito:

“Hitler era vegetariano, por lo tanto el vegetarianismo es malo [o porque las cosas que hizo Hitler estuvieron mal, o porque ser vegatariano puede tener consecuencias ideológicas o morales similares a las mantenidas por Hitler]”

Y quien dice el vegetarianismo, dice el clasicismo en arte, la música de Wagner, el amor por los niños y los perros o por los chalets en la montaña, aficiones todas reconocidas del Fuhrer, aunque esas lista de analogías no es eterna, ya que por otro lado la wiki dice que no es un recomendable usarla si la discusión versa sobre “genocidio, eugenesia, superioridad racial” o en plan general cualquier aspecto relacionado con los regímenes totalitarios, aspectos que SÍ que tienen que ver con el nazismo. Pero si, como decíamos antes, el universo simbólico nazi es lo que da apostura y elegancia a este razonamiento, el lugar donde resplandece, el pedestal que ese mecanismo intelectual merece es, sin lugar a dudas, el internet, lo que nos lleva de cabeza y gracias al router a la famosa y matemática Ley Godwin que dice:

“Conforme una discusión en internet se alarga en el tiempo, la probabilidad de que aparezca una comparación que involucre a los Nazis o a Hitler aumenta”

¡¡Que tiempos aquellos del usenet newsgroup!!!...¡¡¡y que bien los cuenta Grace Morales en "Otra dimensión"!!!.

Esta ley, que también es llamada sonoramente Godwin’s Rule of Nazi Analogies o Godwin’s Law of Nazi Analogies y que no significa que la comparación sea lícita sino simplemente que la probabilidad de que aparezca dicha analogía aumenta, fue propuesta por Mike Godwin experto en memes en 1990 y es producto de largos estudios en la gloriosa época de los Usenet newsgroup (aunque un simple vistazo a ese fenómeno hubiera bastado) donde las agrias discusiones se sucedían y los topics o temas se eternizaban hasta que invariablemente se cumplía la  Ley Godwin. Aunque, todo hay que decirlo, tiene dignos representantes en la actualidad a través de plataformas como el http://focoblog.com/focoforo/ o a través de figuras como Nacho Vigalondo que fue víctima de esta ley y tuvo que cerrar su blog en El País por una referencia que inevitablemente algún famoso en internet tenía que hacer a Hitler. Precisamente en ese medio tan etéreo se  sabe que la referencia a Hitler o cualquier crimen de los nazis es el mejor medio de dinamitar una discusión ya que las referencias al nazismo o bien  inmovilizan la discusión a través de sonoros insultos o la ahogan en una laaaaaaarga discusión sobre política, sociedad y vida cotidiana alemanas en época nazi que puede ser eventualmente refutada por otra laaaaaaaaarga discusión sobre política, sociedad, vida cotidiana rusas en época estalinista. Lo único que sabemos seguro es que llegado este punto quien la utiliza se asegura un primer puesto entre los perdedores de internet ganándose cuando menos una regañina y cuando más el ostracismo, ya sea un famoso trasteando con twitter o ya sea irónicamente el propio papa Benedicto XV, quien  tal y como nos informa este blog  jugó la “carta nazi” en su discurso delante de la Reina de Inglaterra en 2010, que pueden leer integro aquí y que empieza así:

Your Majesty,
Thank you for your gracious invitation to make an official visit to the United Kingdom and for your warm words of greeting on behalf of the British people. In thanking Your Majesty, allow me to extend my own greetings to all the people of the United Kingdom and to hold out a hand of friendship to each on (…)

Even in our own lifetime, we can recall how Britain and her leaders stood against a Nazi tyranny that wished to eradicate God from society and denied our common humanity to many, especially the Jews, who were thought unfit to live. I also recall the regime’s attitude to Christian pastors and religious who spoke the truth in love, opposed the Nazis and paid for that opposition with their lives. As we reflect on the sobering lessons of the atheist extremism of the twentieth century, let us never forget how the exclusion of God, religion and virtue from public life leads ultimately to a truncated vision of man and of society and thus to a “reductive vision of the person and his destiny” (Caritas in Veritate, 29).


Y que sin venir a cuento viene a decir:

“los ingleses lucharon contra la tiranía Nazi que deseaba erradicar a Dios de la sociedad y negar nuestra humanidad común a muchos, especialmente los judíos, de los que se pensaba que no eran dignos de la vida. También hablo de la actitud del régimen hacia los pastores cristianos y a los religiosos que predicaron la verdad del amor, opuesta a los Nazis y que pagaron con sus vidas. Del mismo modo que recordamos las soberanas lecciones del extremismo ateo del S.XX, déjanos que nunca nos olvidemos de que la exclusión de Dios, religión y virtud de la vida pública conduce en última instancia a una visión truncada del bombre blablablaba (Caritas en veritate, 29)”.


Claro, que imagínate que tú eres la Reina de Inglaterra y el Papa Benedicto XVI dice “esto…es…es… como los ingleses cuando lucharon contra los nazis… vale, yo te voy a poner un ejemplo: vale, ateísmo en Inglaterra, lo que tú quieras, lo que tú quieras… ¡¡¡pero es que los nazis eran ateos!!!… qué será lo siguiente, ¿cámaras de gas en Trafalgar Square?”. Pues la verdad es que no merece la pena discutir, ni en recepción oficial ni vía ruter porque ya sabéis lo que dicen:

5 responses to this post.

  1. Posted by Atiras on gener 13, 2012 at 3:44 pm

    todas mis discusiones, inebitablemente, acaban en un grandioso “reductio ad hitlerium”…solo que no sabia que tenia nombre….gran post!

    Resposta

  2. Posted by Anònim on febrer 15, 2012 at 1:02 pm

    wayyy tioo

    Resposta

  3. […] En los foros de la vida real o las redes sociales suele escucharse un argumento que pretende ser devastador a la hora de ganar un debate sobre políticas públicas: “eso es tal como lo que hizo Hitler”. Es tan usual que de hecho ya tiene un nombre como falacia argumentativa: ad hitlerium. […]

    Resposta

  4. I will open first by saying I am new to the blog and am mltsoy posting thoughts on the topic. I am open to any and all criticism and in fact welcome all views. If I offended any this was not my aim. Writing is not a strong area of mine, but do enjoy an educated discussion which is why I am writing, and will be reading.First in response to the first post I do agree that as humans, each with different upbringings we each will always have disagreements. However, we often try to find those who are most closely in line with our personal beliefs. For the third statement there are always people who are associated with groups that commit hateful acts. However, this does not mean we judge an entire group based on information of one. If there is a pattern of hateful people coming from a certain group over a significant amount of time, then it is right to have this group abandoned. This post also leads me to further thoughts about this subject.I believe what is often the reasoning behind hateful speech is a lack of education. For example when I talk to a random person about Islamic people it is often related to terrorism. With certain events in past people often put terrorists with Islamic people. However, educated people know not all Islamic people are terrorists, but some Islamic people have been terrorists.My next thought on hateful speech is a question I think about often. I find that people who are truely good listeners and form their own opinions from information from both sides often are less hateful. On the opposite those who shut out information can be more hateful. I am wondering if this is something that is seen by others, or even if my thinking is flawed.My next thought on hateful speech is more directed at receiver of this hateful language. I feel, as the human race, we give power to the words we use, often the receiver. If we, as a society, use certain words more often and are “thrown around”, they lose significance and power. However, if there is a certain word that is not used often that is a hateful/ bad word, once used catches the attention of many.My last thought that ties in with the previous is that of reverse racism. Caucasian people have been racist towards many other races, and because of this, they must now be more sensitive to other races. If a Caucasian person were to call a black person by the N word then it would be considered extremely offensive. However, from one black person to another it is often a common word in my experience. Another is that a term used against Caucasians, cracker. I believe it is still a derogatory term against them, but it is not frowned upon at all from my experience, unlike the N word. I feel that sometimes only time will heal and eliminate more hate language. With time many things heal. Or in this case I feel with time hate dies out. The people who are stubborn and against “fill in the blank” eventually die and the thoughts and reasoning behind them die off as well. As this happens people begin to forget why it happened in the first place and changes then happens. However, this does not always happen quickly.

    Resposta

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: