Generación en salto al vacío: la policía carga en la universidad de Girona.

Vuelve el franquismo. Vuelve la represión pop. Ya se ha acabado esa gran fiesta juvenil en la que todos nos ahogábamos, esa masa gris de colorines, anuncios, luces estroboscópicas y discotecas por la que generación de los 80 tanto luchó y que convirtió a la Transición en una gran fiesta. Hemos vuelto a los 60, a aquellos míticos tiempos en los que la policía entraba en las universidades, en los que había soplones entre los alumnos, en los que se luchaba contra el SEU (Sindicato Estudiantil Unificado) y en la que se despojaba a los profesores rojos de sus cátedras, sino tiempo al tiempo, porque lo de la universidad de Girona en la celebración de su vigésimo aniversario es el primer síntoma de una vuelta a lo políticamente sixties. ¿Qué ha pasado en la universidad de Girona?, pues que en la celebración de su veinte aniversario, en un acto cargado con toda la pompa y la circunstancia universitaria, se invitó al Molt Honorable President de la Generalitat Catalana  Artur Mas i Gavarró para que dijera un grupo de palabras apropiadas para dicha efeméride y para que palmeara a un grupo de espaldas seleccionadas por riguroso orden de importancia, entre ellas y la primera en la lista, la de la Excelentísima rectora de la Universidad de Girona Anna María Geli de formación biológica (de estudios se entiende, que como elemento constituyente todos tenemos formación biológica), y que en una semblanza que corre por internet se subraya su vocación por “transmitir a las nuevas generaciones la capacidad de enseñar a los más jóvenes los valores y el significado del conocimiento”.

No incido en esa vieja y loca loca idea que presenta a la universidad como importantísimo lugar de estudio, reflexión y de crítica social porque eso ustedes se lo tienen sabido. Bueno, pues un grupo de jóvenes de unos 20 años (la misma edad que la universidad), ejerciendo los valores y significados que vienen intrínsecamente unidos al conocimiento… al conocimiento de que el gobierno de  Artur Mas i Gavarró iba a subir las tasas universitarias y recortar en educación, porque la educación para ese gobierno más que inversión es un gasto, sobre todo si se gasta en un grupo de desarrapados desagradecidos como los que protestaban, decidieron ir a protestar por las medidas de este político y compinches. Y la rectora, responsable última de la universidad, decidió violar el sacrosanto espacio universitario permitiendo la entrada de la policía de choque. Un espacio que  tenemos que recordar se había ganado a base de palos y carreras (carreras de velocidad delante de la policía y carreras laborales y educativas). Pero lo que resulta más grave es que la Excelentísima Rectora lo hizo con el único propósito de proteger su gran fiesta de cumpleaños (It´s my party and I cry if I want to) y de proteger a Artur Mas i Gavarró, quien, recordemos, tuvo que ir su coronación como President en helicóptero evitando a las turbas rabiosas del 15M que zarandeaban a sus compañeros en un estudiado acto de maquiavelismo político que a punto estuvo de echar por tierra las protestas en Catalunya.  Las imágenes de la carga policial en la Universidad de Girona son tristes, escandalosas e irreales, dando la sensación de que en vez de ser una represión real de estudiantes, estos dos grupos estuvieran representando la conmemoración de una batalla, de una batalla que tiene más de 20 años, la de los estudiantes antifranquistas:

Sin embargo, pese a que tanto la institución como los estudiantes tienen 20 años, y que por lo tanto nacieron ya en democracia y no conocen el franquismo (es una universidad y una generación nacida en los prósperos primeros años de la década de 1990) su actuación es tan real como para dejar una lista de 18 heridos y 2 detenidos, repito con amargura, dentro de la universidad. Y el asunto del realismo es importante. Me da la sensación de que vamos abandonando esa época en la que vivíamos y que estaba caracterizada por una opresión que, al contrario de lo que se afirma, no era sorda sino cantarina, una opresión de la sociedad de consumo y del espectáculo, una opresión donde escuchábamos una atontante e imbecilizadora música de ascensor que salía de muchos sitios: “Coooomprate un piso, oh, oh, estudia idiomas, oh, oh, sa-sa-sa-sa-cate un master, yeah, yeah”. Me da la sensación de que atrás van quedando las preguntas del tipo “¿y contra quién luchamos?”. En un momento de la historia económica como éste donde los presidentes elegidos democráticamente están siendo reemplazados por tecnócratas, y donde se pega a los estudiantes dentro de la universidad no porque reclamen más libertad sino porque se niegan a someterse a la EFICIENCIA ECONÓMICA que marcan los tiempos, el autoritarismo está dando la cara. El Mal ya tiene rostro, y ese rostro es, lo siento tenemos que dar nombres, Artur Mas i Gavarró y la rectora Anna María Geli de formación biológica, que precisamente no tienen 20 años. Podríamos decir poéticamente que Artur Mas i Gavarró  (55 años) y la rectora Anna María Geli (61) tienen miles de años, pero como aquí no hacemos poesía, deberíamos afirmar que ambos tienen edad suficiente como para conocer el franquismo y que probablemente lucharon en las filas antifranquistas o en el floreciente movimiento político universitario que se vivió, con más motivo si como es de suponer esta etapa de su vida transcurrió en Catalunya.  Por haberse educado en ese ámbito y en ese tiempo en el que la lucha por la democracia significaba la lucha por la libertad de expresión, y sin comprender que la lucha por la democracia actual pasa por la reivindicación de la ineficiencia económica, en el comunicado que ha emitido la Universitat de Girona se he transformado un lucha económica en una por la libertad de palabra:

Davant aquests fets lamentables, la UdG referma, una vegada més, la idea que la Universitat és, i ha de ser sempre, un espai de respecte i tolerància en què ha de prevaldre l’ús de la paraula i el diàleg per sobre de qualsevol altra actitud.”

“Ante estos hechos lamentables, la UdG subraya, una vez más, la idea que la Universidad es, y tiene que ser siempre, un espacio de respeto y tolerancia en que tiene que prevalecer el uso de la palabra y el diálogo por encima de cualquier otra actitud.”

Los mossos dialogando con un grupo de jóvenes en el claustro de la universidad.

Los mossos dialogando con un grupo de jóvenes en el claustro de la universidad.

Cuando anteriormente, y en el mismo comunicado, y creo que en un arranque de poesía administrativa de esa que tanto nos gusta (de hecho, la única que nos gusta), afirman que dejaron entrar a los mossos para evitar que la juventud manifestante se “precipitara al vacío”.

Lamenta profundament els incidents ocorreguts quan un grup de manifestants ha volgut, de forma violenta, accedir al recinte forçant una antiga porta d’emergència. Aquest antic accés no reuneix les condicions de seguretat necessàries ja que hi ha un desnivell d’uns 3 metres. Després de diversos intents infructuosos de diàleg, el Rectorat ha autoritzat l’entrada dels Mossos d’Esquadra, davant el perill imminent de precipitació al buit dels manifestants, i per garantir la integritat dels assistents a l’acte com a conseqüència del llançament de diversos objectes.”

“Lamenta profundamente los incidentes ocurridos cuando un grupo de manifestantes ha querido, de forma violenta, acceder al recinto forzando una antigua puerta de emergencia. Este antiguo acceso no reúne las condiciones de seguridad necesarias puesto que hay un desnivel de unos 3 metros. Después de varios intentos infructuosos de diálogo, el Rectorado ha autorizado la entrada de los Mossos d’Esquadra, ante el peligro inminente de precipitación al vacío de los manifestantes, y para garantizar la integridad de los asistentes al acto como consecuencia del lanzamiento de varios objetos.

Dejando al lado la idea de que esa puerta de emergencia estuviera situada 3 metros sobre la cabeza de Artur Mas i Gavarró y que un montón de jóvenes pudieran caerle encima convertidos ellos mismos en propios objetos lanzantes, deberíamos reflexionar sobre las palabras de este comunicado que resuenan a las que denunciaba el activista Mario Savio, que calentó la universidad de Universidad de California en Berkeley en los 60s, cuando hablaba como contestó un rector cuando se le acusó de falta de apoyo: “¿Podéis imaginar que el gerente de una empresa haga unas declaraciones públicas que se oponga a su Consejo Director?”. O sea, ¿podéis imaginar a una rectora atacando al presidente de su gobierno regional/nacional, podéis imaginar al presidente de un gobierno regional/nacional atacando al Consejo Europeo, podéis imaginar al presidente del Consejo Europeo metiéndose con el Banco Central Europeo, podéis imaginar al presidente del Banco Central Europeo metiéndose con el FMI…?. Y en esta compleja cadena de montaje los alumnos son la materia prima que se niega a ser procesada. Mario Savio en este video grita algo muy sencillo , nos negamos a ser materia prima “¡¡¡somos seres humanos!!!”:

Por último, la carga dentro de la Universidad de Girona ha demostrado que, de momento, tenemos un problema (serio) con la generación de gobernantes que tienen entre los 50 y 60, es decir, con los bienintencionados liberales. De una manera sibilina han transformado una queja por cuestiones económicas en una lucha por la libertad de expresión. Ellos lucharon por la libertad de expresión, y por lo tanto el valor de su libertad de expresión es mucho más alto que el de los demás, y si tienen que recurrir a los medios violentos para garantizar su libertad de expresión, lo harán. No tenemos tampoco que olvidar que deseosos de mantener su status económico aplaudirán cualquier cambio económico que les permita llegar a los 80 con un cierto poderío, con lo que sus medidas van a ser implacables. Si a eso sumamos que generacionalmente fueron los últimos jóvenes rebeldes y concienciados políticamente que recuerda esta Espanya mía, y que debido a ello están muy mal acostumbrados a que nadie les rechiste ni les impida celebrar sus simposios, recurrirán a los argumentos más graves para descalificar el disentimiento. Pero aquí ha surgido un problema lógico en el razonamiento: el terrorismo ha desaparecido y por lo tanto ya no se puede decir “unos infiltrados próximos a la violencia antiglobalización”, “unos terroristas”… por lo que la creativa Universidad de Girona (uno a los 20 años es muy creativo) no se le ha ocurrido otra cosa que inventarse una misteriosa puerta de emergencia puesta a tres metros del suelo. Y yo me pregunto, ¿si se produce un fuego, desde dentro, se tiene que escalar?. Lo que es seguro es que el perill imminent de precipitació al buit dels manifestants es una frase acertadísima que si por mi fuera calificaría lo que llevamos de milenio. Mientras tanto fuera del claustro… ¡¡¡Somos seres humanos!!!.

Como al cuadro de Felipe V en Xativa, condenado a estar boca abajo por mandar incendirar la ciudad...

9 responses to this post.

  1. Posted by Reverend on Desembre 17, 2011 at 2:03 pm

    Indignante, muy indignante. Y lo peor es que además de pasarse todo esto por el forro de los cojones, pasado el fin de semana anunciarán una serie de medidas “poco gratas”. Solo pienso que si intentan que esto vuelva a la Edad Media, tendrán que volver las guillotinas…

    Resposta

    • Ahí sí, ahí sí que se ve la famosa puerta de emergencia abierta no sé si al vacío o a unas escaleras… y el peligro que corrió la alta sociedad gironina ante la presencia de un energúmeno que lanzaba un palo de silla metálica. De todas formas la excelentísima rectora no ha estado a la altura y su dimisión debía ser inminente al haber traicionado uno de los legados de su generación como es la santidad del recinto universitario. Además desde una perspectiva utilitarista yo jamás mandaría a mis hijos o a mi mismo a una universidad donde la rectora no protege primero a su alumnado sino a una visita por muy importante que sea…

      Resposta

  2. Sabes qué passa? Que yo a la opresion dictatorial y fascista de la que nos hablas y de la que fuí consciente ya en los entrantes de mi adolescencia (actualmente ya voy por el cuarto de siglo :P), responderia con aun mas contundencia. Si EL PAIS (que somos todos menos los políticos, banqueros y algunos empresarios…) realmente estuviera HASTA LOS MISMISIMOS (y perdonen la expresion), éste se levantaria a las armas y empezaría el sarao. Que en una manifestación pacífica sueltan a los perros vestiditos de azul? Pues tengamos preparado un camioncillo cerca lleno de porras que tripliquen el tamaño de las que usan esos ignorantes sin opinion ni criterio, que no saben decir “NO ME DA LA GANA” ante la orden de: “Sal y mata lo que puedas”. Cada vez que veo como 20 polis se enfrentan a cientos de ciudadanos, y veo como los ciudadanos (buenazos, claro está) se retiran y acojonan… me dan ganas de llorar (cabe decir que debe contextualizarse toda manifestación que acabe a ostias, que pocas, pero algunas veces, son ya no manifestantes, sino individuos que les divierte la sangre y el fuego los que desatan la violencia policial).

    Resposta

  3. Posted by Anònim on Desembre 19, 2011 at 2:04 pm

    Qué mal qué mal qué mal qué mal, y lo que vendrá y lo que tendrá que venir.

    Resposta

  4. […] Ver artículo: Generación en salto al vacío: la policía carga en la universidad de Girona. […]

    Resposta

    • Posted by Anònim on Desembre 20, 2011 at 6:16 pm

      Es cierto que hay unos metros de caida y sin escaleras (estudiaba en Girona, en esa misma facultad). I digo yo…ellos mismos se han cabado el foso diciendo que era peligroso..haberla cerrado hace años señores mios!
      Lo que si que no tiene explicacion es el abuso de poder de esta maldita Geli, cuántas veces habremos pedido su dimisión!

      Resposta

  5. Posted by Anna on Desembre 20, 2011 at 6:18 pm

    Es cierto que hay unos metros de caida y sin escaleras (estudiaba en Girona, en esa misma facultad). I digo yo…ellos mismos se han cabado el foso diciendo que era peligroso..haberla cerrado hace años señores mios!
    Lo que si que no tiene explicacion es el abuso de poder de esta maldita Geli, cuántas veces habremos pedido su dimisión!

    Resposta

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: