Pins and Needles, el musical sindical.


¡¡¡Oh, amigas, esto es un gran gran gran gran descubrimiento para una aburrida mañana de julio!!!… hoy les vengo a traer el mejor musical y la revista más atrevida de todos los tiempos, una llamada Pins and Needles que está considerada, ojo, el primer gran musical de éxito producido por un sindicato… ahí es nada.  Según la wiki corría el año 1937 cuando el sindicato principalmente femenino de trabajadoras del textil International Ladies Garment Workers Union (ILGWU) utilizaba a modo de sala de reunión el Princess Theatre en New York City, y allí como contaminadas por el espacio idearon la posibilidad de un elaborar una revista musical pidiendo la ayuda del sindicato. Quien accedió encantado a producir un musical barato con los trabajadores como actores y el acompañamiento musical de dos pianos ya que la iniciativa se adaptaba perfectamente al ideario de David Dubinsky, el poderoso representante del sindicato textil, quien había creado una división cultural dentro del mismo ya que “los buenos miembros del sindicato se dan cuenta de esa verdad que dice que el hombre no sólo vive de pan” según nos cuenta este estudioso de Broadway. De este modo la  International Ladies Garment Workers Union tenía no sólo una revista, llamada “Justice”, sino que tuvo la genial idea de contratar a un compositor de canciones Harold Rome para que les apañara unas cuantas canciones arrevistadas con un libreto que podemos considerar colectivo ya que fue escrito por y Arthur Arent, Marc Blitzstein, Emmanuel Eisenberg, Charles Friedman, David Gregory, Joseph Schrank, Arnold B. Horwitt, John Latouche, y el propio Harold Rome. ¿Qué de que iba el musical?. Bueno, la primera canción, el primer número del musical nos da una idea muy aproximada, ya que se llama Sing Me A Song With Social Significance:

Fotografías originales de la obra.

I’m tired of moon songs, of star and of June songs,/They simply make me nap./And ditties romantic drive me nearly frantic,/I think they’re all full of pap./History’s making, nations are quaking,/Why sing of stars above?/For while we are waiting, father time’s creating/New things to be singing of…

Estoy cansada de canciones sobre la luna, las estrellas y las canciones sobre Junio/ Simplemente me dan sueño/ Y las cancioncillas románticas me ponen casi frenética/ Creo que están llenas de estupideces/ La Historia se está haciendo, las naciones están temblando/ ¿Por qué cantar a las estrellas sobre nuestras cabezas?/ Mientras estamos esperando, el padre tiempo está creando/ Nuevas cosas sobre las que cantar…

Sing me a song with social significance,/ All other tunes are taboo./I want a ditty with heat in it,/Appealing with feeling and meat in it./Sing me a song with social significance,/Or you can sing till you’re blue,/Let meaning shine from every line/Or I won’t love you.

Cántame una canción con contenido social/ Todas las otras canciones son tabú/ Quiero una cancioncilla con fuego dentro/ Que me llame con sentimiento y que tenga jugo/ Cántame una canción con contenido social/ O puedes cantar hasta que te pongas azul/ Deja que el significado brille en cada verso/ O no te querré…

Sing me of wars, sing me of breadlines,/ Tell me of front page news,/ Sing me of strikes and last minute headlines,/Dress your observations in syncopation./Sing me a song with social significance,/There’s nothing else that will do./It must get hot with what is what/Or I won’t love you.

Cántame sobre guerras, cántame sobre las colas de caridad (colas de pan)/ Cuéntame sobre las noticias de las primeras páginas/ Cántame sobre huelgas y las cabeceras de último minuto/ Viste tus observaciones con ritmos sincopados/ Cántame una canción con contenido social/ No existe otra posibilidad/ Se debe de poner caliente con el qué es qué/ O no te querré.

Sing me a song with social significance,/ All other tunes are taboo,/I want a song that’s satirical,/And putting the mere into miracle./Sing me a song with social significance,/Or you can sing till you’re blue,/It must be packed with social fact/Or I won’t love you.

Cántame una canción con contenido social/ Todas las otras canciones son tabú/ Quiero una canción que sea satírica/ Que ponga lo simple en el milagro (juego de palabras intraducible)/ Cántame una canción con contenido social/ O puedes cantar hasta que te pongas azul/ Debe estar envuelta con hechos sociales/ O no te querré.

Sing me of crime and conferences martial,/ Tell me of mills and of mines,/Sing me of courts that aren’t impartial,/ What’s to be done with ’em? Tell me in rhythm.

Cántame sobre el crimen y de las reuniones militares/ Háblame sobre lo molinos y las minas/ Cántame sobre las cortes que no son parciales/ ¿Qué es lo que se tiene que hacer con ellos? Dímelo con ritmo.

Sing me a song with social significance,/ There’s nothing else that will do./ It must be tense with common sense/ Or I won’t love you.

Cántame una canción con contenido social/ No existe otra posibilidad/Debe ser tensa en sentido común/ O no te querré.

Fotografías originales de la obra.

Como decía el musical estaba interpretado por los miembros del sindicato, y su reparto original estaba formado por cosedoras y cortadoras, que ensayaban después del trabajo durante tres horas, tres días a la semana, lo que alargó los ensayos durante un año completo antes de que la obra pudiera ser estrenada, y cuando la obra pudo ser representada ante el público al principio sólo se representaba de noche y los fines de semana porque sus actores mantenían sus puestos de trabajo en la industria textil. Con todos estos esfuerzos se creó una de las grandes obras maestras de la sátira política, que tal como exponía la canción anterior, consiguió cantar sobre las primeras páginas de los periódicos que en aquellos momentos  andaban calentitos: recordemos que la obra se estrenó en 1937 con el país sufriendo las secuelas de la Gran Depresión, una crisis económica que si bien permitió al presidente Franklin D. Roosevelt normalizar la sindicación en ciertos sectores hasta ahora eran reaccionarios a los derechos de los trabajadores como el monopolio del ferrocarril o de la carne, sectores donde se continuaba matando o se apalizando a sindicalistas, hizo que por otro lado, las presiones del Gran Capital, los monopolios, representados en por las imposiciones del Tribunal Supremo echaran por tierra cada propuesta del New Deal; todo ello unido a la intención del propio presidente de no ahuyentar a las empresas que dominaban amplios sectores de la economía americana. Corría el año 1937, hacía 4 años que el sindicato general de trabajadores textiles había puesto en huelga a 70.000 trabajadores y trabajadoras, en 1937 grandes huelgas de brazos caídos (presentarse en el puesto de trabajo pero no hacer nada para evitar la acción de los esquiroles) se extendía por el país, triunfaba Partido Comunista de los Estados Unidos con Earl Browder a la cabeza quien transformó un partido que atacaba al New Deal por ser una “manera artificial de alargar el capitalismo” a un partido alejado del Politburó  ruso, asentado en la sociedad americana, que apoyaba a Roosevelt y su New Deal, que tenía  programas de radio en todos los pueblos, y como máximo dirigente, el propio Earl Browder dijo la famosa frase “el comunismo era el americanismo del SXX”. Corría el año 1937 y el huevo de la serpiente, el fascismo, estaba a punto de estallar en Europa, mientras EEUU había permanecido impertérrita ante la Guerra Civil española, era hora de hacer el reaccionario:

It’s darker than the dark bottom / It rumbles more than the Rumba / If you think that the two-steps got ’em / Just take a look at this number / It’s got that certain swing / That makes you wanna sing / Don’t go left, but be polite/ Move to the right/ Doing the reactionary / Close your eyes to where you’re bound / And you’ll be found / Doing the reactionary / All the best dictators do it  / Millionaires keep steppin’ to it / The Four Hundred love to sing it / Ford and Morgan swing it/ Hands up high and shake your head / You’ll soon see red / Doing the reactionary / Don’t go left, but be polite / Move to the right / Doing the reactionary / Close your eyes to where you’re bound / And you’ll be found / Doing the reactionary / All the best dictators do it / Millionaires keep steppin’ to it /The Four Hundred love to sing it / Ford and Morgan swing it / Hands up high and shake your head / You’ll soon see red / Doing the reac-
Doing the reac- Tionary/  So get in it, begin it  /It’s smart, oh, so very /To do the reactionary!

Es más oscuro que el fondo más oscuro/ retumba más que la rumba/ Si crees que el two-step les flipó/ Presta atención a este número/ Tiene cierto swing/ Que te va a hacer cantar/ No vayas a la izquierda, pero sé educado/ Muévete a la derecha/ Haciendo el reaccionario/ Cierra los ojos a donde estés saltando/ Y te encontrarás/ Haciendo el reaccionario/ Todos los mejores dictadores lo hacen/ Los millonarios siguen bailándolo/ Los Cuatrocientos les encanta cantarlo (este verso puede hacer referencia a la élite social de Nueva York, un término acuñado por Ward McAllister y que hace referencia al número de gente que cabía en el salón de baile de Mrs William Backhouse Astor, Jr, 400 eran también el número de gobierno oligárquico de Atenas)/ Ford y Morgan lo bailan/ Sube las manos y menea tu cabeza/ Pronto lo verás todo rojo/ Haciendo el reacc- haciendo el reacc- cionario/ Métete, empieza a hacerlo/ Es inteligente, y mucho/ ¡¡Hacer el reaccionario!!.

Doin´ the reactionary...

Oye y las cosas como sean, que una liberaza como Barbra Streisand es de las pocas que han recuperado esta obra maestra con un disco llamado precisamente Pins and Needles que recoge una selección de la obra original… pero volvamos a ella: la obra se estrenó el 27 de Noviembre de 1937 y de repente el boca o oreja empieza a funcionar y se convierte en uno de los grandes éxitos de Broadway de ese mismo año, hasta el punto que los actores tienen que dejar temporalmente sus trabajos para poder satisfacer todas las representaciones que conlleva una obra de éxito (por la tarde y por la noche, ocho funciones por semana), hasta el punto que algunos de ellos acabaron por tener una carrera profesional en el teatro musical. La obra se mantiene en cartel, y se representa 1.108 veces, un éxito total para la época, que también se justifica porque siempre se alojó en el teatro del sindicato que tan sólo contaba con 300 asientos. A las dos semanas de triunfo profesional, se hizo una versión más sencilla para que se representara a través de bolos en las fábricas afiliadas al sindicato. El propio compositor Harold Rome se sorprende del éxito y afirma: “No me había dado cuenta del gran atractivo que suponía que los propios trabajadores de la confección hicieran el show y cantaran al público, creando un relación que es muy extraña en el teatro”. Pero, ¿quién se va a resistir a melodías e historias como las de Chain Store Daisy que echa por tierra toda la mítica de la dependienta de grandes almacenes, conocidas en la época por su promiscuidad con los patronos y su mono de trabajo elegante, que les hacía recibir el sobrenombre de “las princesas del proletariado”. Una historia dolorosamente actual en una situación de crisis, otra vez, amigas, Barbra Streisand:

Cantando Chain Store Daisy

When I was young, I studied hard, and thirsted after knowledge./ And often burned the midnight oil, so I could get to college./They told me my fine education/Would help improve my situation./So then I crammed and crammed til I was almost in a coma./And CC’s and exams til I got me a diploma./Aha, they said, now comes admission/Into a very high position.

Cuando era joven estudiaba duro, y tenía sed de conocimiento/ Y a menudo acababa la vela a media noche estudiando para poder ir a la Universidad/ Me dijeron que mi alta educación/ Ayudaría a mejorar mi situación/ Así que empollé y empollé hasta que casi entro en coma/ pasé exámenes y CC hasta que me saqué el diploma/ Aha, dijeron, ahora viene la admisión/ a una muy alta posición.

So out I went and looked around./ And Macy’s was the place I found./I filled my blanks and application/And went for my examination./They took my weight and took my height,/And tapped my chest and tested my sight./Examined my head, took prints of my toes,/Looked at my teeth and up my nose./Examined my throat and measured my hips,/And even took prints of my fingertips./Made me say “Ah” and told me to grunt,/Examined my back, examined my front./Then they tested my IQ/And asked what I’d like to do/And when that exam was through,/What there was to know, Macy’s knew./So, I got the job.

Así que fui a mirar por ahí/ Y Macy´s fue el lugar que encontré/ rellené mis formularios y aplicaciones/ y fui a que me examinaran/ Tomaron mi peso y tomaron mi estatura/  y dieron golpecitos en mi pecho y comprobaron mi vista/ Examinaron mi cabeza, tomaron huellas de mis dedos del pie/Miraron mis dientes y dentro de mi nariz/ Examinaron mi garganta y midieron mis hipos/Y hasta me tomaron las huellas dactilares/ Me dijeron decir “Ah” y me pidieron que resoplara/ Examinaron mi espalda, examinaron mi frente/ Después me hicieron un test de inteligencia/ Y me preguntaron qué es lo que quería hacer/ Y una vez que el examen acabó/ Todo lo que se debía saber, Macy´s lo supo/ Así que conseguí el trabajo.

Life is a bitter cup of tea, /Now I’m just Salesgirl #73./I used to be on the daisy chain,/Now I’m a chain store daisy./Once they gave the honor seat./Now I stand up with pains in my feet./I used to be on the daisy chain,/Now shoppers drive me crazy!

La vida es una taza amarga de té/ Ahora tan sólo soy la vendedora número 73/ Antes solía columpiarme en una guirnalda de margaritas/ Ahora soy un eslabón en la cadena de la tienda/ Antes se me ofrecía el asiento de honor/ Ahora estoy plantada, en mis pies dolor/ Antes solía columpiarme en una guirnalda de margaritas/ ¡¡Ahora las compradoras me vuelven loca!!.

I sell smart, but thrifty./ Corsets at $3.50./Better grades, $4.69./ I sell bras and gerters (garters)/ To mauds and murd’rers (murderers)/ To holding their plump behind this counter./Once I wrote poems, put folks in tears./Now I write checks for lady brassieres./I used to be on the daisy chain,/Now I’m a chain store daisy.

Vendo cosas elegantes pero económicas/ Corsets a  $3.50/ De mayor calidad, $4.69/ Vendo sujetadores y ligas/ para Matildas y asesinos/ Para sujetar a su gordo detrás de este mostrador/ Antes escribía poemas, que hacían llorar a los colegas/ Ahora escribo facturas para sostenes de señora/  Antes solía columpiarme en una guirnalda de margaritas/ Ahora soy un eslabón en la cadena de la tienda.

Oh yes, madame./ Oh no, madame./I guess, madame./It that so, madame?/Of course, madame, that´s the very best/Exactly the kind that wore Mae West/For you madame?,/ we do madame/That´s true madame, /in blue madame? /Oh, that one is $19.74./It ought to be expensive, it’s the largest in the store!

Oh sí, madame/ Oh no, madame/ Supongo, madame/ ¿Eso es todo?, madame/ Por supuesto, madame, es el mejor/ Exactamente del tipo que vistió Mae West/ ¿Por usted madame?,/ lo hacemos madame/ Es verdad, madame,/ ¿en azul madame?/ Oh, ese es $19.74/Debe de ser caro,¡es el más grande de la tienda!.

Once I had a yearning for all higher learning,/ And studied to make the grade./I presume my knowledge and finish my college,/And look at the kind of grade I made./I’m selling things to fit the figger,/Make the big things small and the small things bigger./I used to be on the daisy chain,/Now I’m a chain store daisy.

Una vez tuve anhelos por todo conocimiento superior/ Y estudié para sacarme el grado/ Presumí de mi conocimiento y acabé la universidad/ Y mirad que tipo de grado estoy haciendo/ Vendo cosas para que se ajusten a unos figurones/ Haciendo las cosas grandes pequeñas y las pequeñas grandes/ Antes solía columpiarme en una guirnalda de margaritas/ Ahora soy un eslabón en la cadena de la tienda.

El musical se mantuvo hasta la siguiente década introduciéndose nuevas canciones que se ajustaban a la realidad política del momento, como suponemos, la entrada de EEUU en la Segunda Guerra Mundial. Porque la historia de Pins and Needles es también la historia de los peligros que vivirá EEUU en pocos años y a pocos metros, ya que un poco más abajo, en la misma ciudad se representaba una obra como I´d rather be right donde se hacía mofa del presidente  Franklin D. Roosevelt por sus fallos “por cambiar el Tribunal Supremo que echaba por tierra cada nueva ley de recuperación, por fallar en ajustar el presupuesto y por su ambición por un tercer mandato… espera, ¿a qué me recuerda esto?… En fin, por la vuelta de esa esquina que fueron los 40 se introdujo en patriotismo americano y el anticomunismo, del que podemos ver algún rasgo ya en esta producción: el director de la versión con la que se estrenó  Pins and Needles fue destituido del cargo por su asociación a diversas causas izquierdistas, y el presidente del sindicato David Dubinsky hizo una limpieza en las filas del mismo de socios vinculados con el partido comunista. Suponemos, además, que muchos de los que participaron caerían mas tarde en manos del Macartismo, brazo ejecutor de la sociedad del consumo de postguerra.  No en vano deberíamos acabar con una canción del musical que va sobre eso, sobre la sociedad de consumo de los años 30, en la voz de una aficionada que da una visión más cercana de lo que deberían ser esos ensayos, Nobody Makes a Pass at Me o sea Nadie me echa piropos:

I want men that I can squeeze, that I can please, that I can tease/ Two or three or four or more!/ What are those fools waiting for?/ I want love and I want kissing I want more of what I’m missing/Nobody comes knocking at my front door/What do they think my knocker’s for?/If they don’t come soon there won’t be any more!/What can the matter be?

Quiero hombres a los que pueda abrazar, a los que pueda complacer, con los que pueda tontear/ ¡¡Dos o tres o más!!!/ ¿Qué están esperando esos idiotas?/ Quiero amor, quiero besos, quiero más de lo que me estoy perdiendo/ Nadie llama a mi puerta de casa/ ¿Para qué creen que son mis aldabas?/ ¡¡Si no vienen pronto no habrá muchos más!!/ ¿Cuál puede ser el problema?.

I wash my clothes with Lux, my etiquette’s the best,/ I spend my hard-earned bucks on just what the ads suggest/Oh Dear what can the matter be/Nobody makes a pass at me!/I’m full of Kellogg’s bran, eat grapenuts on the sly,/A date is on the can of coffee that I buy/Oh dear, what can the matter be?/Nobody makes a pass at me!

Lavo mi ropa con Lux, mi etiqueta es la major/ Gasto mis dólares ganados duramente sólo en lo que los anuncios me aconsejan/ Oh querida cuál puede ser el problema/ ¡Nadie me echa piropos!/ Estoy a reventar de Kellogg’s bran, como cereales a escondidas/ Puedo encontrar una cita en el bote de café que compro/ Oh querida cuál puede ser el problema/ ¡Nadie me echa piropos!

 Oh Beatrice Fair-fax, give me the bare facts,/ How do you make them fall?/If you don’t save me, the things the Lord gave me/never will be any use to me at all./I sprinkle on a dash of “Fragrance de Amour,”/The ads say “Makes Men Rash” but I guess their smell is pour/Oh dear what can the matter be/Nobody makes a pass at me.

Oh Beatrice Fair-fax (famosa columnista sentimental) dame los hechos al desnudo/ ¿cómo puedes hacer que todos caigan?/ Si no me salvas, las cosas que me dio el Señor/ nunca será usadas/ Me he rociado con un poquito de “Fragrance de Amour,”/ El anuncio dice “Hace a los Hombres Arrebatarse” pero creo que su olor es escaso/ Oh querida cuál puede ser el problema/ ¡Nadie me echa piropos!

I use Ovaltine and Listerine, Barbasol and Musterole/ Life Buoy soap and Flit, So why ain’t I got it?/I use Coca Cola and Marmola, Crisco, Lesco and Mazola,/Ex-lax and Vapex, So why ain’t I got sex?/I use Albolene and Maybellene, Alka Seltzer, Bromo Seltzer,/Odorono and Sensation/So why ain’t I got fascination?

Uso Ovaltine y Listerine, Barbasol y Musterol/ Jabón Life Buoye y Flit, asi que ¿por qué no lo tengo?/ Uso Coca Cola y Marmola, Crisco, Lesco y Mazoka/ ExLax and Vapexo. Así que, ¿por qué no tengo sexo?/ Uso Albolene y Maybellene, Alka Seltzer, Bromo Seltzer,/Odorono y Sensación/ Asi que por qué no tengo fascinación.

My Girdles come from the Best, Times ads say they’re chick /And up above I’m dressed in the brassier of the week/ Oh dear, what can the matter be?/Nobody makes a pass at me!/I use Pond’s on my skin, with rye-crisp I have thinned/I get my culture in, I began “Gone with The Wind”/Oh dear, what can the matter be?/Nobody makes a pass at me!

Mis fajas vienen de the Best, y los anuncios de The Times dicen que son chick/ Y por encima de todo uso el sostén de la semana/ Oh querida cuál puede ser el problema/ ¡Nadie me echa piropos!/ Uso Pond´s en mi piel, con patatas de centeno he adlagazado/ He adquirido cultura, empecé “Lo que el viento se llevó”/ Oh querida cuál puede ser el problema/ ¡Nadie me echa piropos!

Oh Dor’thy Dix, please, show me some tricks,/ please, I want some men to hold/I want attention and things I can’t mention/and I want them all before I get too old/I use Mum ev’ry day and Angelus Liplure,/But still men stay away, just like Iv’ry soap I’m pure/Oh dear what can the matter be?/Nobody makes a pass at me

Oh, Dorothy Dix (famosa periodisita y consejera matrimonial) dame algunos trucos/ por favor, quiero algunos hombres a los que abrazar/ Quiero atención y cosas que no puedo mencionar/ y las quiero todas antes de que me haga muy mayor/ Uso Mum cada día y Angelus Liplure/ Pero los hombres aún me rehuyen, como el jabón Iv´ry aún soy pura/ Oh querida cuál puede ser el problema/ ¡Nadie me echa piropos!

Cómo epilogo podríamos decir que este sindicato textil, el ILGWU recuperó esta tradición canora a mitad de los 70 con un famoso anuncio que luchaba, quizás un poco inútilmente contra la globalización (ni decir tiene que los textiles al ser productor imperecederos fueron uno de los primeros sectores en deslocalizarse), pidiendo a los compradores que buscasen la etiqueta del sindicato, que si la llevaba, es que estaba producido por norteamericanos que pagaban sus impuestos en el país. La parodia del  Saturday Night Live no se hizo esperar…

Listado entero de las canciones del musical original (algunas no las he podido encontrar) según la wiki:

Sing Me A Song With Social Significance [2:52]

Doing The Reactionary [2:01]

One Big Union For Two [2:57]

It’s Better With A Union Man [3:03]

Nobody Makes A Pass At Me [4:17]

I’ve Got The Nerve To Be In Love [4:46]

Not Cricket To Picket [2:29]

Back To Work [2:13]

Sitting in your  Status Quo [4:27]

When I Grow Up (The G-Man Song) [2:49]

Chain Store Daisy [3:50]

Four Little Angels Of Peace [4:36]

Sunday In The Park [3:31]

What Good Is Love [3:38]

Mene, Mene, Tekel [3:51]

Otras producciones sonoras del sindicato las pueden escuchar aquí.

Collage de la sección cultural del sindicato.

One response to this post.

  1. What’s,I log on to your blogs named “Pins and Needles, el musical sindical. | Palomitas en los ojos” daily.Your doing what you’re doing! And you can look our website aboot cyber Friday north face http://www.janjawka.com/

    Resposta

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: