Babelia y el Poder.

Los suplementos culturales suelen ser como una larga sobremesa con un señor muy sabio, muy vetusto y un pelín aburrido. Uno los lee con una sensación de sopor y de bostezo únicamente  reprimida por las ganas de aprender, aunque a veces el cabeceo sea una cosa inevitable…  vaya, podríamos decir que es la sección del periódico más confortable, aunque desde luego no la más emocionante. Es por eso sorprendente que una sección como el Babelia del diario El País acabe en bronca y en un golpe seco en la mesa en esa conversación imaginaria que todos tenemos con los periódicos (“¡¡mecagoendiossss!!”), pero así ha ocurrido este fin de semana cuando me he enfrentado a la sección de crítica de arte, la he agarrado las solapas y le he dicho “si tienes huevos esto lo solucionamos en la calle”. Y no es por chulería, ni siquiera por cabreo acumulado, es porque hay cosas que claman al cielo, y chica, a mí ya llegados a este punto no se me pudre nada en la boca… ya que somos la generación pérdida, de perdidos al río. Yendo a lo que nos importa: la crítica a las exposiciones que llevaban este sábado El Babelia no trataba de evaluar el estado del Arte  actual sino que intentaba dejar claro quien detenta el Poder hoy en día. De esa cosa que nos pone tan burros y que nos gusta tanto como es el Poder, y de cómo ese motor eterno que dirige nuestra política en su sentido más amplio (es decir, nuestra política económica, pero también sanitaria, educativa, y cultural) justifica su funcionamiento simplemente manteniéndose en marcha. ¿Para qué sirve el Poder? Para demostrar quien tiene poder. ¿Y quién tiene poder?… pues entre otra gente, pero especialmente y según sábado El Babelia, el poder lo detenta alguien como Consuelo Ciscar directora del IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno), hermana de Cipriano Ciscar (el PSOE valenciano nunca volvió a ser lo mismo) y mujer de Rafael Blasco Castany, siete veces conseller del gobierno valenciano, especialmente bajo los gobiernos del PP del que fue portacoz en las Cortés. Todo este entramado político familiar ha dado como resultado una considerable concentración de poder, que sin embargo no ha sido impedimento para que en su seno creciera un artista, porque como todo el mundo sabe hasta en los peores estercoleros pueden crecer las más bellas flores.

Y aquí llegamos al punto interesante, ese artista es una persona conocida como Rablaci que es un acrónimo de Rafael Blasco Císcar (Valencia, 1987), que actualmente está exponiendo en La Casa de Vacas del Retiro madrileño, y que ha visto su obra reseñada en distintos periódicos a raíz de esta muestra. Lejos de notas como la que publicó “El Levante” titulada “Consuelo Ciscar lanza a su hijo como artista” un periódico de orden como “La Razón” publicaba la reseña  Raíces del desarraigo donde decía:

Rablaci explica que ésta «nace de la intención de radiografiar al ser humano contemporáneo, el cual se mueve en plena área de la globalización, donde el desarraigo se acerca a cierto nihilismo nietzschiano», y con ella busca «centrarse en el sentimiento vacío y en la búsqueda de uno mismo» (…) El artista, que tiene 23 años y estudia cuarto curso de la Licenciatura de Bellas Artes, explica que «el hombre tiene como bandera el individualismo, la frivolidad, la superficialidad». «El desarraigo nos sitúa en las antípodas de lo social», continúa, y asegura que «la tecnologización ha forzado una nueva contradicción: cuando parecía que era más fácil la comunicación, más desarraigo se produce». En cuanto a sus influencias, afirma fijarse en «autores como Heidegger, Sartre y Nietzsche».

Oye, bien, Heidegger, Sartre, Nietzsche, Rablaci y Jose María Ansón en un cocktail explosivo de nihilismo informativo y artístico. El chico ya tiene otra hoja para el álbum de recortes de esos que todas las madres quieren tener, además todo muy bien ligado y loado por un tal Miguel Soria. ¿Qué decía El Babelia del sábado?. Primera reacción: “la madre que me parió pero si le ha hecho la reseña el Francisco Calvo Serraller, uno de los historiadores del arte más prestigiosos de Españñññña”. Segunda reacción: “¿A cuántos estudiantes de 4º curso de la Licenciatura de Bellas Artes ha loado Francisco Calvo Serraller?”, pues eso sería cuestión de revisarlo porque yo siempre me lo salto porque no lo entiendo muy bien… pero veamos que dice:

Formado en esa feraz cantera artística valenciana, aunque no sin antes haber pasado por París, Rablaci (Rafael Blasco Císcar, Valencia, 1987) vuelve a exhibir su obra individualmente en Madrid -en 2008 lo hizo en la galería Raquel Ponce- en el espacio de Casa de Vacas del Retiro madrileño. Girando la muestra actual en torno al siempre candente tema del desarraigo, pero interpretado básicamente en una clave naturalista

¿Con “feraz” se refiere a “feroz”?, ¿o será a “veraz”?… me inquieto y  busco en la RAE la entrada “feraz” que acaba significando “fértil, copioso de frutos”… ¿no sería mejor utilizar “frutaz” como en “esa frutaz cantera artística valenciana”?… con una “Z” como “Cziscar”… intento continuar leyendo pero me vuelvo inquietar y me imagino un dictado estrambótico: “La zarina Cziscar fructifica los feroces frutales del feraz zobrino de Cipriano Ciszcar”. Uhmmm podría funcionar… continúo leyendo…

Como corresponde a su indagación sobre el desarraigo, Rablaci, física y conceptualmente, se desenvuelve en un territorio de frontera, que entremezcla el mundo rural y urbano, lo vegetal y lo industrial, lo aéreo y lo grávido, sin hurtar en estas evocaciones el trasfondo psicológico y existencial. Rablaci empatiza con el latido poético del land-art, sobre todo, británico, pero también con algunos motivos del chamanismo terapéutico de Beuys y de Fluxus, por no hablar de evidentes acentos locales, que tiene que ver con el paisaje rural valenciano de los naranjales. Con un sentido escénico muy impactante, que alcanza su culminación brillante en los árboles invertidos de tamaño natural, que están revestidos de cadenas o atravesados

Lo del chamanismo terapéutico me-en-can-ta (I-lo-ve-it)… porque quizás con “chamanismo terapéutico” hace referencia a cómo algunos críticos y catedráticos se cargan de palabras mágicas para esconder detrás de ellas a un arte que está completamente vacío y que se ha convertido simplemente en una terapia para niños ricos. Lo de entremezclar mundos es quizás homenaje a su padre, “entre lo aéreo y lo grávido”, entre el FRAP y el PP. Eso sí, se ha concluir unánimemente que la utilización de naranjos invertidos y atravesados de cadenas como referencia al “paisaje rural valenciano” es acertadísimo en su reflejo de la situación en la que el gobierno de su padre, el PP, está dejando la Comunidad Valenciana.

Rablaci logra asimismo un efecto muy eficaz con las esculturas de pequeñas casas alineadas, todas ellas también lastradas por un contrapeso físico, que es moral. Es así, parece decirnos, que lo que arraiga contiene en sí la invitación de huir, mientras que lo que expulsa provoca la ansiedad por la tierra.

Oye, también muy bien, no podemos menos que señalar la intención de la obra de Rabalci de hacerse representante de la voz de su generación, la juventud (sean artistas o no). Mi interpretación de las casas de Rablaci y su peso moral:

1.       Eres joven y vives en una casa tan pequeña que te invita a marcharte, a huir.

2.       Eres joven, vives en una casa grande pero la compartes con tanta gente que te invita a marcharte, a huir.

3.       Eres joven y vives con tus padres porque no tienes un duro, comes bien pero todo te invitan a marcharte, a huir.

Yo no sé en cuál de estas situaciones se halla Rablaci, pero habiendo conocido muchos pisos de estudiantes de 4º de Bellas Artes, no me imagino la conversación “Rablaci tío que te has colgado, que hay que pagar la escalera… estas albóndigas que te ha preparado la Chelin están que no se las salta un Conseller”. En fin, todo esto sólo sería pornográfico si esta crítica a la expo de Rablaci no hubiera estado al lado, en la misma página, como en un matrimonio forzado, de otra reseña de otra exposición, la de las fotos de Mira Bernabeú que se exponen ahora en una galería de Claudio Coello, firmada por un indocumentado “J.M.”. Y mira ahí me empezó a hervir la sangre, principalmente por cómo acababa:

Por su parte, las imágenes carecen del más mínimo interés fotográfico, muestran grupos de personas que posan envaradas en forzadas coreografías de una dureza palmaria y, por último, el “discurso teórico” con el que se envuelve la obra destila ingenuidad.

Esta idiota sentencia venía precedida por una crítica en la que por ningún lado y en ningún momento, pero en ninguno oye, se nombra el hecho de que las fotos de la serie llamada “La genealogía de la consciencia” de Mira Bernabeú son retratos de grupos cívicos valencianos que llevan años luchando contra los despropósitos del gobierno del padre del artista loado unas líneas abajo. Unas fotos que con mayor o menor fortuna (reconozco que las fotos con máscaras no son mis preferidas pero las otras son muy potentes) han retratado a gente silenciada por la administración y los medios comunicación valencianos como Canal 9, y que el artista ha tenido el noble propósito de retratar a defensores de barrios, de ecosistemas, a familiares de las víctimas del accidente del metro… claro, claro, pero como no nombra a  Heidegger, Sartre, Nietzsche y se dice no sé cosas ingenuas sobre la sociedad civil. Vergüenza señores de El Babelia, vergüenza, se les debería de caer la cara de vergüenza.

Forzada foto de las víctimas del metro.

Foto de un ingenuo magnetofono por el que se decían cosas ingenuas y envaradas.

Pero la cosa no acabó así, sino que fue a peor, y lo del suplemento fue sólo el inicio de una serie de bufidos, exabruptos e insultos… que mi señora me tuvo que coger del brazo del ruido que hacía en la cafetería dándole esos golpes imaginarios que los lectores de periódicos damos con la excusa de ordenarlos, que me decía “Nacho, por Dios, que te pierdes”. Toootal, unas páginas más adelante (ayyy, Santa Paciencia) aparece una noticia sobre la nueva ley de protección del Arte titulada “El sector de las artes plásticas pide algo más que buenas intenciones a Cultura”, donde se entrevista a una serie de directores de instituciones. Manuel Borja-Villell, director del Reina Sofía, cauto dice: “Creo que es necesario, pero no puedo decir nada hasta tener datos concretos”. En la misma línea José Guirao, director de La Casa Encendida afirma: “Es bueno que haya un plan como documento metodológico de futuro. Opinaré cuando se dé a conocer”. Pero ayyy, ayyy, Consuelito Ciscar, madre de Rabalaci, hermana de Ciprinao, mujer de Rafael, otra a la que tampoco se le pudre nada en la boca dice: “Sería importante que estuviéramos todos representados y se funcionara con criterios objetivos. Es injusto que el Macba reciba 200.000 euros frente a los 20.000 del IVAM, por ejemplo.” Chelito, siendo objetivas te digo de corazón que el  IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) es una de las instituciones museísticas más degradadas de la cultura española, habiendo recibido como recibiste un centro puntero en este ámbito, y que tu sola lo has hundido a base de exposiciones a tu peluquero, a tus amigos, tus galas Telva… ¿de verdad crees que mereces ese dispendio que incluso representa los 20.000 euros?. Lo mejor que le puede pasar a Valencia en este punto es que os quedéis sin dinero, y que seamos la sociedad, esos grupos envarados que retrata Mira Bernabeú, los que montemos nuestras movidas,  los que hagamos verbenas o museos de arte contemporáneo. Porque mientras continuéis teniendo pasta seguiremos como hasta ahora: Rablaci loado, y el pueblo valenciano enlodado… en serio, sin rencillas, ¿para cuándo le pedimos a ese artista una gran obra que afee una rotonda a la entrada de Valencia?. Si tiene la bendición de Francisco Calvo Serraller no seré yo quien ponga un “pero”… vergüenza… señores, vergüenza.

Comic que publicó el IVAM para niños donde un artista rechazado le coge manía a la institución.

Vergüenza señor Serraller, vergüenza.

Enlaces:

Babelia de este sábado.

Crítica a  Rablaci de Serraller.

Crítica a  Mira Bernabeu.

Noticia sobre nueva ley para fomento del arte.

34 responses to this post.

  1. Posted by Ivambabuluva on febrer 21, 2011 at 1:31 pm

    Mi sangre ha hervido sólo de ver las fotos y leer por encima. Lo acabo de leer entero y te juro que estoy que echo fuego.

    Lo de Calvo Serralletr es algún tipo de extraño “Quid pro quo, Chelín”. El hijísimo de Serraller estuvo unos años cobrando una pasta por lucir su palmito y marcar paquete por el IVAM, haciendo como que era jefe del…gabinete de nosequé, que integraba él sólo, y que nunca nadie supo qué coño era. Yo no se muy bien, pero hay una historia muy rara entre Císcar y Calvo Serraller.

    Rablaci es un pseudiperrofláutico con un Mac que ha estado viviendo en París y nosedónde más, y que debería crear obras sobre la maldad en el mundo, pesonificada en su madre.

    Y hay más vástagos Blasco-Císcar. Una de ellas curra en la Beneficencia y nadie la ha visto por allí en la vida.

    Y más, y más, y máaassss…

    Resposta

    • No puedo menos que calificar de cobardia el comentario que me ha dejado desde el anonimato… ese rebajar a personas tan importantes y punteras en nuestra escena cultural, ese uso del “paquete”, esa maledicencia para con los prohombres y promujeres que dirigen la vida cultural y política valenciana, esa falta de esdrújulas que quizás sea lo que más ofenda a Calvo Serraller… en fin, no voy a permitir que se use mi blog para insultar a nadie y no puedo más que censurarlo. Pero por lo momento no puedo tomar otra actitud que la del guardia civil en “Amanece que no es poco”: “Pero eso… ¿lo saben en Madrid?… ah, bueno, a ver si se van a creer los de la capital que venimos a enmendarle la plana… y eso sí que no”.

      Resposta

      • Posted by Ivambabuluva on febrer 23, 2011 at 9:41 am

        Censuraaa! Represión!!

        Bueno, pues cambio “paquete” por “culito prieto”.

        Otro día podrías hablar de Tono (o Toñi) Sanmartín, Alberto Corazón, Ramón de Soto (mi mujer la Nati), Bigas Luna y otros amigos con derecho a llenarse el bolsillo de la Chelo. Gente de bien todos.

        Resposta

        • Que morboso/morbosa eres… la madre que me parió… que aquí llevo años escribiendo y apostando por el entendimiento entre gente de distintas culturas y castas (¿qué te cuesta a ti quitarte unos cuantos autobuses en circulación de la línea 90 para que estos señores hagan Arte y Parte?)… para dar el campanazo con un artículo en el que me meto con una importántisima familia… morbosos, perrros, que sois todos unos perrros, así triunfa “El juego de tu vida”.

          Resposta

  2. Posted by Atiras on febrer 21, 2011 at 3:57 pm

    la gente joven que está empezando necesita un empujoncinto….a la mayoria nos empujan precipicio abajo, pero alguno hay que tiene más suerte y le toca pa’arriba

    Resposta

  3. “MAX ESTRELLA.- ¿Dónde está la bomba que destripe el terrón maldito de España?”

    Resposta

    • Mi querido Pau, que cita más bonita nos trae a colación… Max Estrella recorriendo la noche madrileña, y quizás paseándose por el Retiro donde las obras de Rablaci se reflejan en los espejos deformantes de la Casa de Vacas… y soltando tamaño improperio. Dentro de un ámbito más dialogante le tengo que contar que me puse en contacto con la galería que expone las fotos de Mira Bernabeu en Madrid, que es la de Fernando Pradilla (no lo puse por no víncular empresas o galerías a ciertas opiniones que suelto yo porque me da la gana), y el director de la misma me ha contestado refiriéndose a la crítica del Babelia:
      ” Me alegro mucho la respuesta al artículo de JM que no sabemos quién es, sobre la crítica a la exposición de Mira Bernabeu que nos dejó impávidos y más a él con la seriedad y el rigor que desarrolla sus obras. Nos encantaría saber quién es el Sr. JM para que regrese a la exposición y finalmente se entere de qué trata”… oye pues JM, seas quien seas, ya lo sabes… en Fernando Pradilla te están esperando para tomarte una coca-cola y te cuentan la expo…

      Resposta

  4. Posted by Reverend on febrer 21, 2011 at 4:27 pm

    Oh, Rablaci vuelve al redil. Lo echaba de menos, vaya. Ahora tengo prisa, pero ya daré mi punto de vista,ya. Tratándose de Rablaci mis bufidos se convierten en rugidos.

    P.D.: Nadie sabe qué agencia se encargó de los banderines de la visita del Papa a Valencia. Debo saber el nombre de los criminales que perpetraron tal lameculismo, por favor…

    Resposta

    • Tiene usted franca la puerta para lo de Rablaci pero siempre desde el respeto y el cariño a todas las víctimas… no tengo respuesta a la pregunta peregrina que formula sobre los banderines… pero me gustaría saber por qué le inquieta…

      Resposta

      • Posted by Reverend on febrer 25, 2011 at 4:00 pm

        Porque su Rablaci es mi chungo de los banderines. Como fanático de la Gestalt, la Bauhaus y otros movimientos alemanes que desafiaban a lo estático y rígido me enciende ese tipo de gente que te habla del MOMA, Sta. Teresa de Jesús y su última pasmina en el mismo bloque sin atacar al poder establecido. Es lo que hay. Este de los faldones papales, Ripollés y Francis Montesinos es lo que tenemos que ofrecer artisticamente según els molt honorables. Al final, lo más interesante que veo del IVAM es, no necesariamente en este orden, desayunar los domingos por la mañana en su cafetería cuando vivía al lado, y cuando un grupo de capoeira o de skaters hacían de las suyas en los escalones/gradas. Si eso me inspira a mi, imagine a los de la marea azul…

        Resposta

  5. Posted by Reverend on febrer 21, 2011 at 4:28 pm

    P.P.D.: mi P.D. era un pregunta, pero no sé por qué no he puesto el signo de interogación. Cada día me estoy volviendo más cani…

    Resposta

  6. […] This post was mentioned on Twitter by Ingrid Guardiola and Lucia Calvo, santi hernández. santi hernández said: https://palomitasenlosojos.com/2011/02/21/babelia-y-el-poder/ […]

    Resposta

  7. Posted by Juan on febrer 22, 2011 at 12:42 pm

    Pues está clarisimo: Consuelo Ciscar compra criticas a golpe de talonario, algo en lo que es experto Francisco Calvo Serraller, también conocido como Avida Dolars II. Ha llegado un punto en el que este insigne critico no tiene nada que demostrar pero claro, tiene muchos gastos….

    Resposta

    • Uy, uy eso que usted está diciendo desde un cierto anonimato (Juan…¿qué Juan?) son unas cosas que van de lo grave a lo gravísimo y que desde este blog no podemos menos que censurar, además me resulta inconcebible o improbable que Calvo Serraller se refiera a sí mismo o sea referido como “Ávida Dollars II” por mucho homenaje a Dalí que sea… creo que en todo casó le pegaría más “Voraz ave faisánida del pecunio”… vaya, cosas infundadas.

      Resposta

  8. gracias por este interesantisimo artículo.
    Con esperpentos como este si que te da ganas de ser un nihilista…
    donde vamos a ir a parar…

    un saludo!

    Resposta

  9. Posted by pacoto on febrer 23, 2011 at 8:25 pm

    red de prostitución

    Resposta

  10. Posted by La Pere on febrer 24, 2011 at 1:42 am

    mucha envidia es lo que hay por este blog, que el chico es de capital y punky, y palomitas, como es de pueblo, todo el mundo sabe que a lo máximo que se puede aspirar es a heavy revenío de tren de sábado…

    Resposta

    • Jejejeje… quehijadeputaeres… es verdad, yo le tengo envidia… ¿qué le vamos a hacer?… si yo hubiera sido de capital e hija única de una sátrapa cultural pues ahora dirigiría una pequeña y coquetuela sala de exposiciones y te nombraría subdirectora de recursos queers, y en vez del “casual friday” (que es esa cosa que hacen los americanos en sus puestos de trabajo de llevar ropa divertida o cómoda los viernes) haríamos los “dildo belt friday” y todos llevaríamos cinturones-polla los viernes, lo cual, a fuerza tiene que relajar el ambiente laboral (además de luchar efectivamente contra el patriarcado en el trabajo).

      Resposta

  11. Posted by Tomas Gorria on febrer 24, 2011 at 6:35 pm

    El otro día, en el cultural del ABC, aparecia una crítica bastante elogiosa del trabajo de Mira. El mundo al revés?

    Resposta

  12. […] La hegemonía cultural de la derecha valenciana: palomitasenlosojos.com/2011/02/21/babelia-y-el-poder/  por Libey hace 2 segundos […]

    Resposta

  13. Posted by cultureworkers on Març 1, 2011 at 6:24 pm

    Hola! vemos que no somos los únicos que nos retamos en las calles!
    http://cultureworkers.wordpress.com/2011/03/01/aparentemente-nada-se-passa-aqui-en-el-cgac/

    un saludo!

    Resposta

  14. Estic de pasta de boniato, com diu vosté, Vergonya, cavallers, vergonya ¡¡…le iba yo a dar a este gachó desarraigo ¡¡…
    “Fluxus-arte-diversión debe ser simple, entretenido y sin pretensiones, tratar temas triviales, sin necesidad de dominar técnicas especiales ni realizar innumerables ensayos y sin aspirar a tener ningún tipo de valor comercial o institucional”…

    Resposta

    • Ahhh amic meu… pero es que del Fluxus a aquí ha llovido… a parte que lo del señor Rablaci y ya en el terreno puramente estético es más antiguo que antiguo, vamos un retroceso, esa cosa de “hablarle al hierro”, uffff… ahora que le contaré un secreto, fuimos a ver la expo y me señora me dijo “oye, que a mi me gusta mucho”… y yo pensando “que jodida, que jodida la tía, menuda me ha caído”… pero ya sabe lo que dicen “Nadie es profeta en su salita comedor” y mi casa solamente tiene eso, una salita comedor… en fin…

      Resposta

    • Don Marcelo me escribe en su blog:

      “Sorprende que Nacho (palomitas en los ojos), que acredita buena disposición y aceptable calidad literaria, aún no haya penetrado en una de las cualidades fundamentales de un sistema democrático heredado de don Pelayo: la pureza de sangre garantiza pureza de espíritu. No puede ser una casualidad que tantos parientes y amigos de personas con poder político acrediten excepcionales cualidades para hacerse cargo de las funciones más diversas. Y el arte no podía ser una excepción”.

      Don Marcelo… muchas gracias por iluminarme en estos derroteros, que es que como yo crecí con la Democracia sin Ira pues continúo creyendo que es esto es una meritocracia y que gracias a mis méritos no me moriré de asco… pero si nos metemos en asuntos de sangre, yo ya no sé que decir… y yo que llevo toda una vida pensando que toda esa gente triunfaba porque sus bibliotecas familiares estaban mejor servidas que las mías…

      Resposta

  15. Indignante sin duda. He estado mirando con zoom la foto de ese tal Rablaci porque juraría que me crucé con él alguna de esas noches del desaparecido y archidecadente “C.S.O. L’Horta”. Eso sí tendría gracia.
    Aparte de eso, me ha parecido especialmente graciosa la descripción de su exposición, “Raíces del desarraigo”. Que ennumeración infinita de lugares comunes y tópicos posmo, parece una canción de Sabina después de beberse todos los líquidos de Bauman. Me ha recordado especialmente a la polémica Rancière – Bourriaud, sobre la que tuve la alegre y despreocupada iniciativa de despotricar recientemente. Lo de las raíces y los rizomas y los tubérculos está más visto que el tebeo. Ahora Bourriaud nos sale con “Construcciones Precarias”, en un mundo en el que, paradójicamente, lo único que no es precario es la vida del artista adolescente (Joyce no tenía ni idea). Si es de buena familia, claro. Ya lo decía Bourriaud: “la persistencia de un gesto…”.

    Abraço! Me ha encantao este post. Siendo el tipet valenciano y de mi generación, esto empieza a ser interesante. “Ahora es personal”, diría si hubiera visto demasiadas películas de según que género…

    Resposta

  16. […] a algún artista, no seré yo quien lo denuncie como nepotismo, sino como amor de madre, que si Calvo Serraller ha dicho que el chaval vale, el chaval vale y se ha acabado ya la tontería. Quizás por todo ese cúmulo de nervios dimes y […]

    Resposta

  17. Ya lo he leído, me parece todo maravilloso. La temática de las obras de Rafael no me encaja, para un chaval que sus padres le construyen un chalet, que su madre le organiza exposiciones y que le pagan todas su gamberradas y peleas carece de todo sentido o quizás sean una estrategia de disimulo. Estos dias estoy conociendo a gente que es amiga o conocida de RBC y me dicen que él intenta disimular(!). El desarraigo lo puede tener un niño abandonado, odiar su casa, como dices, no puede hacerlo un niño mimado.
    Pero vamos a lo que más me ha sorprendido, ¡EL CÓMIC! ¿Está hablando de ex-amics o son imaginaciones mías? ¿Sabes dónde puedo conseguirlo?
    Salud!

    Resposta

    • La imagen del comic la encontré no sé donde, la verdad. Pero sí, es algo publicado por el propio IVAM y habla de ex-amics, con la cantidaf de amics que tiene esta señora, ya es mala pata, que sólo se asocien los antiguos amigos. Rablacci es un personaje trágico, un hombre que intenta disimular ante su destino trágico, pero de tragedia griega. Señora Cronas comiéndose a sus hijos. En fin, que los Blasco-Ciscar darían para una de Visconti sino fuera por la garrulería (se habla de otro hijo mítico que vive en París a espaldas de todo este ruido, y que yo siempre me lo imagino como clochard)… y ya hablaremos en directo o por correo.

      Resposta

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: