La creación de la imagen erótica del hombre: conferencia Zaragoza.

Dedicado ad eternum a mis colegas (Esther y Ana)  del blog Rudax.

La semana pasada tuve la inmensa suerte de que me invitaran a dar una charla dentro del  Seminario Interdisciplinar de Estudios de la Mujer de la Universidad de Zaragoza que consideré un éxito rotundo si lo medimos por los muchas atenciones y palmadas en la espalda que se me depararon y que son una agradable ruptura de mi solitaria rutina diaria basada en “trabajar delante del ordenador-masturbarme-llorar-vuelta al ordenador”. La cuestión es que muchas personas del público bien a viva voz, bien vía email, me pidieron si les podía pasar el power point pues estaba lleno de recovecos epistemológicos y de información subliminal que se le había escapado y se les antojaba harto interesante. Aunque suelo ser precavido con los power points, pues son una fuente de ingresos en mi hogar y no quiero socavar mi raquítica economía ya que soy como la Bella Mimí del célebre chiste de Groucho Marx en Una noche en la ópera: “Por dos centavos puedes tener un disco de la Bella Mimí que quita la cabeza… y por uno a ella en persona”. Sin embargo, como nobleza (baturra) obliga, no puedo menos que darles un preview de lo que allí se dijo acompañados de algunos videos que se pusieron y de otros que no dio tiempo a visionar.

A los que se perdieron el acontecimiento, les explico que la conferencia tenía el rimbombante título de “Técnicas de desmontaje y mecánica masculina: video arte y cultura pop” y que versó sobre imágenes de la masculinidad tanto en video arte como en publicidad o cine, especialmente centrado en la década de los 90. Dentro de ese tema, un aspecto que llamó poderosamente la atención es la creación mediática de la imagen erótica del hombre. Es decir, como se inició la comercialización de la sexualidad masculina en los 70s y 80s en los media, y como ésta corre paralela con el empoderamiento de la mujer a través del feminismo, el acceso al trabajo y otras circunstancias que producen la demanda de imágenes de hombres como espectáculo sexual. Lo que resultaba llamativo de esa espectacularización del cuerpo masculino es que a pesar de ser algo novedoso porque desde el SXIX el cuerpo del hombre se esconde en el arte y el cuerpo desnudo acaba siendo sinónimo de mujer, hay algo que los creadores de imágenes tanto a nivel industrial como particular (a través de los autorretratos eróticos de internet) tienen claro: el hombre NO se va a representar eróticamente del mismo modo que la mujer, pues este modo es claramente vejatorio. Esto queda más claro y más bonito es este trozo del power point que les adjunto donde vienen indicados que videos tienen que accionar para tener una sensación casi física y tridmensional de haber estado allí:

 

VIDEO 1: El mítico de anuncio de Nick Kamen (I promise myseeeeelf) para la casa madre Levi´s.

VIDEO 2 y 3: En la línea de las fotos de Rion Sabean el grupazo The Pack a.d. hizo este video llamado “Crazy”  donde utilizan a los hombres del mismo modo que la mayoría de videos musicales utilizan a las mujeres, queda todo muy grotesco pero muy significativo. El otro vídeo, es un clásico de este blog y se titula “Women as horny as men” donde se especula como sería el mundo si la mirada de las mujeres fuera tan guarruza como la de los hombres:

 

VIDEO 4 y 5: Estos dos vídeos me gustan para comparar como la cámara trata a los dos cuerpos y como en cierto modo riman en su calidad (¿cualidad?) de armaduras, aunque, eso sí, la cámara se pasea con más delectación en el cuerpo de Beckham:

 

VIDEO 6 y 7: Por último, como elemento para señalar la hipermasculinización de los productos de belleza destinados a los hombres me apetecía comparar estos dos vídeos que no pude poner en la charla y que rimaban de un modo bastante extraño: por un lado la mecanización de la ducha y la rutina mecánica y dura a la que se asocia en un anuncio de Axe y por otro lado esa misma rutina pero interpretada por Pee Wee Herman, que sería el reverso negativo de la otra, es el mismo proceso pero completamente invertido, en una muestra de que el mariquita no es un outsider de la masculinidad sino el fallo que muestra las virtudes de la misma. Además como este blog que ama profundamente a Pee Wee Herman, una figura entre  el niño, el dandy afeminado, el debilucho de anuncio de vitaminas, el muñeco ventrílocuo y Andy Warhol, no puede menos que celebrar que 2012 sea el año de su vuelta a la gran pantalla.

 

About these ads

One response to this post.

  1. Gracias! Queremos un taller de 10 horas!!!

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 646 other followers

%d bloggers like this: